Acerca de

Aunque suene a libro de autoayuda, creo que el objetivo de toda persona debería ser ser feliz. Y entiendo la felicidad como una mezcla de propósito y plenitud.

Imaginate una persona que tiene su vida hecha. No necesita trabajar, ni tiene ninguna preocupación. Lo único que hace es existir: come, caga y duerme. ¿Vos creés que una persona así puede ser feliz? Yo creo que no. Creo que la vida pasa por tener objetivos ambiciosos que sean más grandes que nosotros y que realmente nos interesen. Debemos encontrarle a nuestra vida un propósito.

Pero con tener objetivos no alcanza: tenemos que trabajar en ellos. Tenemos que sentir que estamos avanzando. Y eso es a lo que me refiero con plenitud: desarrollar las habilidades necesarias para cumplir nuestros objetivos. Sentir que estamos mejorando se siente excelente. Nos llena de orgullo.

 

¿Pero entonces la vida se trata de ser unos workaholics que lo único que hacen de sus vidas es trabajar y ser productivos?

¡No! Por eso hablé de objetivos, y no de objetivos profesionales. Algunos de mis objetivos son: ser muy bueno en el crossfit, conocer todo mi país, aprender a cocinar, y aprender francés. Todos estos objetivos requieren habilidades diferentes, pero puedo trabajar en varios a la vez.

 

Me llamo Leandro, y tengo veinte años. Estudio la Licenciatura en Análisis de Sistemas en la Universidad de Buenos Aires, y mi gran objetivo con este blog es enseñarte conceptos y estrategias para puedas vivir una vida plena. Para esto voy a hablar de cosas sobre cómo descubrir nuestro propósito, qué necesitamos para vivir una vida plena, cómo desarrollar habilidades sociales, qué podemos cambiar como sociedad, y más.

Amo leer sobre psicología, filosofía, y ciencia política, y voy a volcar todo lo que lea y todas mis ideas en este blog. Espero que te sea útil!