¿Qué es la felicidad? Guía para una vida plena

El objetivo de este post es explicarte a qué llamo yo felicidad, y qué rasgos de personalidad o de estilo de vida considero que tiene una persona feliz.
No es que me considere la persona más feliz del mundo, pero realmente pasé de sentirme desdichado a estar muy conforme con mi estilo de vida. A nivel externo, no hacía nada productivo con mi tiempo más que ir a la universidad, no tenía ganas de salir ni de proponer salidas, y si salía no tenía intención de ir a lugares que me gustaran.
Sin embarago, lo peor era mi nivel interno. Mi nivel de autoestima estaba muy abajo, y lo peor es que yo me consideraba una persona con autoestima alto. Me creía una persona muy asertiva pero trataba siempre de complacer a las demás. Idealizaba a las personas con las que salía poniéndolas en un pedestal.
Y ojo, no es que fuese un fracasado total. Tenía muy buenos amigos, muy buena apariencia, y unos cuántos logros. Pero, como vas a descubrir en este post, la felicidad no es algo que dependa de nuestro éxito en ningún área. Es una cuestión de las decisiones que tomamos en nuestro día a día, que transforman no sólo nuestra vida sino nuestra mentalidad.

¿Qué es la felicidad?

 

Están quienes creen que ser feliz se trata de algo personal que cada uno tiene que descubrir, y están quienes creen que ser feliz se trata de vivir de una determinada manera. Yo estoy en el medio.
Me baso principalmente en estudios sobre el comportamiento humano.
Es importante empezar por entender que la felicidad y el placer son dos cosas diferentes. Con placer me refiero a:
  • Placer físico, como puede ser tener sexo, comer algo rico, dormir, o estar drogado.
  • Placer psicológico, como sentir orgullo, sentir amor, estar extasiado.

 

 

Te advierto que mi idea de la felicidad es muy poco romántica. No creo que alguien feliz sea alguien que se siente bien todo el día, que está todo el día con una sonrisa, o que tiene un logro tras otro. En realidad, justo lo contrario.
Para mí alguien feliz cumple con las siguientes características:
  • Entiende sus limitaciones y fracasos.
  • Tiene una relación sana con los otros seres humanos.
  • Entiende que es responsable de su felicidad y de su vida.
  • Tiene objetivos y lucha por cumplirlos.
  • Es consciente de sí mismo, entendiendo su estado, sus necesidades y sus deseos.
Por supuesto, esta es una horrorosa simplificación. Voy a profundizar cada una de estas ideas mientras te explico qué acciones podés hacer para mejorar tu calidad de vida.

¿Cómo ser feliz?

Creo que la felcidad se basa en tres áreas: nuestro accionar, nuestros valores, nuestras relaciones.

Accionar

Me gusta hablar de accionar y no de acción porque lo primero implica lo segundo, pero abarca algo más. Nuestra felicidad no depende sólo de lo que hacemos, sino de por qué lo hacemos.
Cuando tendría once años, intenté leer La República de Platón. ¿Por qué carajos un chico de once años agarraría un libro tan complejo como ese? Le dije a mi papá que quería ser abogado y que quería leer algo al respecto. Me dió ese libro y me dijo: “empezá por ahí”. Estaba súper emocionado por leer a un griego antiguo. Además, no había muchos chicos de mi edad que leyeran esos chicos, por ende yo iba a ser el mejor abogado del mundo (la lógica juvenil). El único problema era que el libro es muy pesado. Para empezar, los griegos no tenían estructura al escribir, al menos no tanta como tenemos hoy. ¡Y había palabras raras! No debe ser fácil traducir del griego, y de hecho la traducción terminó siendo bastante buena, pero me costaba muchísimo leer un párrafo sin tener que buscar algo en el diccionario (llamado google). La cosa es que dejé el libro. Ni siquiera recuerdo si pasé la introducción, y definitivamente no terminé la primera parte.
Al momento de escribir esto, tampoco leí La República -aunque debería ¡¿por qué no la leí?!. Sin embargo, leí muchísimos libros de filosofía escritos en la misma época, con su misma -falta de- estructura, y mismo vocabulario complejo. ¿Qué cambió? Que cuando tenía once agarré ese libro sin ningún propósito. ¡Tenía once! No tenía idea de lo que hacía un abogado, ni tenía ganas de aprender realmente. Simplemente me gustaba la idea de ser abogado, y me gustaba la idea de aprender al respecto. Quería un libro que me cuente historias de abogados, como las que me contaba mi familia todos los días. Pero cuando me senté a leer la filosofía de los estóicos, lo hice porque realmente quería aprender sobre ellos. Me sentía muy identificado con su forma de pensar, y sentía que al aprender sobre ellos mi calidad de vida iba a mejorar. Tenía un propósito para leerlos. Tenía un propósito para googlear una palabra, o para hacer anotaciones sobre lo que iba leyendo.
Elon Musk es uno de mis más grandes ídolos. Es el tipo que creó la plataforma de pago PayPal, la compañía de autos eléctricos Tesla, la compañía de cohetes SpaceX, tiene una compañía de tecnologías de energía limpia, y un laboratorio de investigación genética. Podría escribir un libro entero sobre lo que podemos aprender de Elon Musk, pero quiero que te preguntes esto: ¿Por qué Elon Musk hace lo que hace? Es decir, si, ganó millones de dólares haciendo su trabajo, y es considerado por muchos -por mí ciertamente- la persona más importante del mundo. Sin embargo, el asegura que su motivación más profunda, es hacer un mundo mejor. De hecho, es más profundo aún: dice que cuando esté a punto de morir, quiere estar tranquilo de que la raza humana va a poder sostenerse por el resto de la eternidad. Por eso intenta mejorar el planeta. Por eso fundó cinco empresas. Por eso todos los días va a reuniones, y toma aviones, y firma papeles. Por eso investiga y pasa tiempo en talleres y laboratorios.
Yo no creo que su vida sea perfecta, porque no lo conozco. Pero lo que admiro de él es ciertamente su dedicación. El se ve a si mismo como un medio para lograr un fin. Se ve a si mismo como se veían los guerreros samurai, que tenían un objetivo tan grande que estaban dispuestos a vivir y morir para cumplir con su misión. No te recomiendo que seas tan extremista, o que de la nada te vuelvas un adicto al trabajo, o que te pongas a reciclar y a rescatar perros callejeros para salvar el planeta. Pero te invito a que busques un propósito. Que busques una misión. De hecho voy a escribir un post entero sobre eso, así que suscribite y prestá atención.
Y una vez que encuentres tu propósito, accioná.

Valores

Los valores son criterios que tenemos para juzgar cosas de nuestra vida. Con cosas me refiero a:
  • Nuestros comportamientos y los comportamientos de otros.
  • Nuestras acciones y las acciones de otros.
  • Nuestros pensamientos y los pensamientos de otros -¿Qué? ¿Vos no podés leer mentes?.
  • Los resultados de nuestras acciones.
Una de las ramas de la filosofía es la ética. Cada sistema ético propone criterios a través de los cuales juzgar qué cosas están bien y qué cosas están mal.
Por ejemplo, bajo la ética cristiana está mal tener sexo con tu pareja usando preservativo. Ahora, preguntale a tu mamá qué opina de ir por la vida teniendo sexo sin condón, y lo más probable es que te los empiece a comprar ella.
¿Cuál es la diferencia entre los cristianos y tu vieja? Que los cristianos se basan en lo que dice la biblia -o el Papa, o un sacerdote, etc etc etc-, y esta dice que los métodos anticonceptivos están mal. Tu mamá te dice que lo uses porque no quiere ser abuela. O quizás que no lo uses, porque quiere ser abuela.
Hace un tiempo creía que los valores eran algo personal y que no tenía nada que ver con nuestra felicidad. Es decir, si una persona hace lo que cree que está bien, se va a sentir lleno por dentro ¿no? No.
Para ilustrar el próximo punto me voy a servir de dos historias de Mark Manson en The Subtle Art of Not Giving a Fuck.
La primera es la historia de un joven guitarrista que soñaba con ser una gran estrella de rock. De hecho, su banda acababa de firmar su primer contrato e iban a grabar su primer disco, por lo que te podés imaginar lo contento que debía estar. Sin embargo, un par de días antes de empezar a grabar, el grupo lo citó y le dijo que lo echaban de la banda. El joven, totalmente desanimado, se tomó un autobús desde Nueva York a Los Angeles. Después de un poco de introspección y de sentir pena por sí mismo, se juró a sí mismo que iba a convertirse en un músico famoso, y su próxima banda iba a barrer el piso con su banda anterior.
Este joven músico es Dave Mustaine, y la nueva banda que formó es Megadeth. Una banda mundialmente reconocida, que lo llevóa ser un exponente en su género, siendo una de las bandas más famosas del mundo. Si yo estuviese en el lugar de Dave, me sentiría realizado. Pero Dave en el lugar de Dave, está lejos de ser feliz. A pesar de su éxito, Mustaine afirmó que se consideraba a sí mismo un fracasado. ¿El motivo? ¿Te acordás cómo se juró a si mismo que su próxima banda iba a superar a la banda que lo echó? Bueno, la banda que lo echó, es Metálica. La banda más famosa del género, la banda con los discos más vendidos, la banda que marcó el género para siempre.
Si me preguntas a mi, Mustaine logró muchísimo como artista. Es más, logró muchísimo como persona. Pero sus valores no le permiten pensar lo mismo. Él eligió valores que no le permiten ser feliz, sin importar cuántas cosas haya logrado.
Que diferente es Dave Mustaine de Pete.  La banda de la que formaba parte estaba amazando un gran éxito. Y de todos, él era el más popular. Y sin embargo, lo echaron por no considerarlo lo suficientemente bueno. Un detalle: estoy hablando de Pete Best, y la banda de lo que lo echaron no son otros que Los Beatles. Como te imaginarás, fue un golpe durísimo para Pete. Cayó en una gran depresión y en un gran alcoholismo. Sus otros proyectos musicales fracasaron. Incluso intentó suicidarse. En fin: nunca tuvo siquiera el éxito de Dave Mustaine. Y sin embargo, en una entrevista años después, Pete aseguró que ser echado de Los Beatles fue de las mejores cosas que le pasaron en su vida. ¿Por qué? Porque gracias a eso conoció a su esposa, con quien tuvo dos hijos. Para él, la familia que logró formar es muchísimo más valiosa que lo que pudo ser su fama y su fortuna.
No sé hasta qué punto estas historias son ciertas. No sé si Mustaine está tan deprimido como dice o si Pete Best está tan orgulloso como dice. Lo importante es que podemos tener una vida miserable aún habiendo cumplido todos nuestros objetivos, y podemos sentir una gran gratitud hacia el pasado aún cuando nuestro mundo se cayó a pedazos. La diferencia entre ser infeliz con todo o ser feliz con nada radica en tus valores.
Por supuesto, no te estoy alentando a que abandones tu sueños y te “resignes” a la vida familiar. Tus valores son los que te dirigen a luchar por tus sueños o a quedarte en casa durmiendo. Espero que luches por tu propósito, pero quiero que seas feliz mientras lo hacés. Y también que seas feliz con tu familia, lo que nos lleva al último punto.

Relaciones

 
¿De qué te vas a arrepentir en tu lecho de muerte? Yo pensaba que me arrepentiría de decisiones que tomé, de cosas que no hice, o lugares que no visité. Pero aparentemente, la principal causa de arrepentimiento en personas que están a punto de morir, tiene que ver con las personas en nuestra vida. No haber pasado suficiente tiempo con la familia, haber perdido contacto con mis amigos, o nunca haberse reconciliado con un padre cuando se era joven. O simplemente no haber buscado el amor.
Tener relaciones sanas y profundas es un objetivo de vida precioso. Los humanos estamos hechos para relacionarnos con los demás, y sacarle más el jugo a cada interacción que tenemos literalmente puede ser la diferencia entre un día divertido o uno más del montón.
Para esto es muy importante tener un autoestima sano, y desarrollar nuestra asertividad. Las personas sanas y alegres atraen personas sanas y alegres. Si estás rodeado de personas tóxicas, lamento decirte que quizás seas una. Si lograste tener unos valores positivos y le encontraste sentido a tu vida, vas a atraer personas con valores positivos y con un sentido superior. Sin embargo, si sos un completo introvertido como yo, y durante toda tu vida fuíste un poco -o totalmente- solitario, te recomiendo que trabajes en tus habilidades sociales.
Storytelling, los cinco valores primarios, los cinco rasgos de personalidad, y un gran etcétera.

En los próximos post vamos a hablar sobre cómo mejorar en cada una de estas tres áreas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s